El notario como tercero de confianza - CONCLUSIONES
El notario como tercero de confianza
CONCLUSIONES
Clarissa Fonda
Notario en Roma

A la luz de todo lo anterior, el notario proyectado hacia el futuro inmediato debería:

1) Valorizar el uso del documento auténtico como instrumento propio del notario latino y hacer entender la certeza y el control de legalidad que ofrece dicho instrumento a efectos de la circulación de bienes inmuebles y de la certeza de los derechos, al contrario de lo que ocurre en el sistema anglosajón;

2) Convertirse en un notario cada vez más internacional, capaz de interpretar la creciente necesidad de seguridad, pero también las necesidades específicas de una empresa común, formada por culturas, lenguas y sistemas jurídicos diferentes, a través de la adquisición de los conocimientos lingüísticos y jurídicos necesarios para resolver los problemas más complejos;

3) Hacerse con herramientas informáticas y reclamar el uso de la firma digital de las mismas para crear documentos auténticos digitales comparables a los documentos sobre papel, conseguir la exclusiva del sistema de conservación y archivo de documentos públicos; situarse en primera línea para crear un sistema de documentos electrónico como "tercero de confianza", guardián del código de documentos cifrados y de los documentos digitales; desarrollar el uso de la plataforma EUFIDES para estipular contratos internacionales a distancia;

4) Desde el punto de vista territorial, los notarios deben crear una red institucional en cada país para hacer frente a un servicio local organizado que permita responder a las necesidades de los ciudadanos en el territorio, contando también con la colaboración de los colegas de otras regiones y países diferentes, para responder a los requisitos que plantean cada vez más la nueva sociedad y las necesidades de movilidad;

5) Exigir la primacía de su función en ciertos sectores que están en el punto de mira de la liberalización, como la ley de sucesiones y la conservación del nuevo certificado europeo de sucesiones, la creación de una mediación notarial europea, incluso en el sector de la empresa, en el derecho de familia, con la regulación de las nuevas instituciones, las adopciones, los procedimientos de jurisdicción voluntaria, terrenos en que, de hecho, el papel natural del notario como garante de la imparcialidad y de los niveles de confianza, ocupa una posición privilegiada;

6) Es importante que el notario redacte convenios y acuerdos que regulen las relaciones profesionales de la categoría con los bancos y el mundo financiero, con el fin de que pueda establecer unas relaciones de colaboración y no de subordinación, que es lo que intentan hacer las grandes empresas;

7) Resaltar el valor de las capacidades y competencias de una profesión que tiene a sus espaldas años de estudios y formación, insistiendo en el hecho de que el notario es un profesional liberal, con individualidad e independencia, que ejerce una profesión intelectual que le pone al servicio de la empresa, pero sin estar sometido a ella, al margen de los falsos prejuicios ideológicos de los medios de comunicación para con los notarios, que a menudo no tienen en cuenta la realidad de la profesión;

8) Intentar encontrar un punto común en cuanto a los gastos legales, ara evitar la venta de colegas profesionales;

9) Trabajar desde un punto de vista comunitario para promocionar seriamente en la práctica a los "notarios europeos" a fin de facilitar la colaboración entre colegas de distintos países para preparar una ley sobre las asociaciones de notarios, tanto a nivel nacional como europeo

10) En Italia, donde esto aún es posible, defender el papel activo del notario en las transacciones de las empresas y en la formación de las mismas, preservando la forma auténtica como forma mínima para registrar los documentos en los archivos públicos.

PUBBLICAZIONE
» Indice