The Notary in the Third Millennium, from the sharing economy to the blockchain
The Notary in the Third Millennium, from the sharing economy to the blockchain
CONCLUSIONES
Dario Restuccia
Notario en Milan

¿Cuál es entonces el valor añadido que el notario puede ofrecer en este contexto económico? Ayuda, seguridad, garantía.

El notario tendrá que seguir asistiendo a las partes, sobre todo a la más "débil", o sea con menores capacidades y competencias y por lo tanto con menor capacidad contractual, desempeñando su función de adecuación, tratando de hacer lo que ninguna máquina o tecnología es capaz de hacer: interpretar la voluntad de las partes y traducirla en cláusulas contractuales estables y duraderas, destinadas a permanecer estables y a mantenerse inclusive en el caso de litigio entre las partes.

El Notariado internacional debe ser consciente de sus propios puntos fuertes, considerando a las nuevas tecnologías y a las nuevas formas contractuales como una ocasión a aprovechar para poner en evidencia la utilidad del notario. El grado de seguridad que puede ofrecer el notario, o mejor dicho el sistema global del cual el notario es un elemento principal, es ciertamente muy elevado. En todos los casos en que se ha asistido a una desregulación de las transacciones, tal vez justamente eliminando la intervención notarial, los consumidores no han obtenido ningún beneficio económico y han aumentado notablemente las estafas y las operaciones fraudulentas. Pero quien ha sufrido el mayor daño es justamente el entero sistema económico, porque la seguridad en las operaciones comerciales, garantizada por el notariado latino, es un bien precioso inclusive en términos económicos, que permite ahorrar costos judiciales y consiente reducir las asimetrías informativas y contractuales.

PUBBLICAZIONE
» Indice